TOQUE a la BANCA

Los pequeños ahorradores se dejaron oír en la Junta de Accionistas de Bankia

martes

25

junio

Más de trescientos accionistas forzosos, miembros de ADICAE, han acudido al Palacio de Congresos de Valencia a recibir a Goirigolzarri y su Consejo de Administración, y trasladarle en primera persona sus legítimas quejas y reivindicaciones. Entre ellas le reprocharon el masivo fraude de la entidad a los ahorradores con la venta de productos complejos como si se tratase de inversiones sin riesgo. Y es que las participaciones preferentes y la deuda subordinada, comercializadas con engaños, han hecho que Bankia cuente con más de 200.000 nuevos accionistas forzosos cuya voluntad inicial en ningún caso era la de formar parte del accionariado de una entidad cuya solvencia es más que dudosa.

Los continuos abucheos de los accionistas que han acompañado toda la intervención del Presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, durante la Junta de Accionistas de la entidad, son una muestra de su falta de legitimidad y del descontento con su gestión por parte del accionariado. Tal y como ha señalado el Presidente de ADICAE, Manuel Pardos, "no nos representa, su nombramiento fue fruto de un contubernio entre políticos y grandes empresarios. Si antes mandaban los políticos ahora mandan los bancos, unos monigotes sobre los que manda la banca a través del FROB", ha señalado Pardos.

Con la representación de más de 30 millones de acciones de más de mil pequeños accionistas que han delegado su voto en la asociación, ADICAE ha denunciado el continuo fraude al ahorro de la entidad, su desastrosa salida a bolsa y la necesidad de exigir responsabilidades.


Sin depurar responsabilidades aún

"Esto es una comedia, una tomadura de pelo a los 700.000 engañados, 200.000 por las preferentes y 500.000 que acudieron a la salida a Bolsa a través de engaños e información contable fraudulenta con unas cuentas anuales falseadas, con el beneplácito de las instituciones de control del sistema financiero (CNMV y Banco de España). "Con estas actuaciones engañosas, Bankia ha arruinado a un gran número de sus clientes, pequeños ahorradores, que confiaron durante años en las cajas que forman Bankia", ha señalado Pardos.

A pesar de estas actuaciones y del fracaso absoluto por sacar a flote la entidad, sigue sin haber una depuración de responsabilidades y quienes están sufriendo las consecuencias de los administradores son los pequeños ahorradores. Por eso, ADICAE exige a Bankia que se persone como acusación penal contra los exdirectivos de la entidad y las cajas que se fusionaron si de verdad quieren mostrar un auténtico interés en defender a sus accionistas y clientes.

Obviamente el injusto y desproporcionado canje no es una solución al problema de los pequeños ahorradores, lo sería la devolución de la totalidad de sus ahorros, atrapados en la entidad que les engañó y sujetos a la elevada volatilidad de sus acciones. Entre la cotización actual, las quitas impuestas y el canje obligatorio, han perdido casi el 70% de una inversión que se les comercializó como segura.

 

Desconfianza en el Presidente de Bankia

En opinión de Manuel Pardos, el Presidente de Bankia no va a "levantar" la entidad si no resuelve antes "el problema de más de 700.000 estafados", porque van a estar "en la calle, en las oficinas y en los juzgados". También cargó contra un consejo de administración que "ha perdido 18.600 millones de euros en el primer año de gestión", cantidad que "tendremos que pagar todos los españoles, especialmente los preferentistas engañados".

Sobre el proceso de arbitraje para la devolución de las acciones, Pardos insiste en que debe extenderse a todos los afectados y que, en caso contrario, se "seguirán interponiendo querellas criminales". 

"Nos gustaría verles las caras a todos ustedes, por lo menos en la pantalla", espetó Manuel Pardos a los miembros del Consejo de Administración. "El año pasado mintieron como bellacos", insistió, para después dirigirse a Goirigolzarri. "Ya sabe usted para qué le nombraron, y cómo le nombraron, en una conspiración de toda la banca para hacer lo que está haciendo. Si los anteriores gestores fueron a la cárcel, prepárense ustedes". 

Un fraude consentido por las administraciones, por los organismos reguladores, y también por la Unión Europea, contra el que no cabe más que la acción unificada y resistente de los consumidores, a nivel social y a nivel judicial. Y también a nivel corporativo. "Una vez que demostremos el fraude de sus cuentas y su gestión", advirtió Manuel Pardos, "en estas condiciones no habrá inversores, ni mercados, ni banco", será completamente inviable el proyecto de Bankia, que corre el riesgo de convertirse en una chatarra a piezas. 

JUNTA ACCIONISTAS BANKIA EN VALENCIA

Paralelamente a la de Bankia en Valencia, hubo Juntas alternativas de accionistas por toda España

martes

25

junio

Mientras en Valencia tenía lugar el martes 25 de junio la Junta de Accionistas de Bankia, en la que ADICAE exigía responsabilidades a los dirigentes de la entidad, en otros puntos de España se celebraron Juntas Alternativas. Estas acciones informativas, celebradas a las puertas de la principal sucursal de Bankia de cada localidad, permitieron dar a conocer in situ a los consumidores los abusos que ha cometido Bankia  en los últimos años, y cómo la entidad ha convertido a miles de afectados por productos tóxicos en accionistas forzosos de una entidad ruinosa. 

En estas acciones reivindicativas se han representado otras tantas asambleas de accionistas callejeras, en las que se ha dado la palabra al ciudadano para expresar su opinión al respecto.

JUNTAS ALTERNATIVAS DE ACCIONISTAS

Otros toques: